12. ¿Por qué estos son los 3 mejores logos de la historia? (mi opinión) y novedades varias

April 26, 2021

Todo el mundo habla de ellos. Todo el mundo tiene uno. Incluso todo el mundo dice saber hacer uno. Hoy hablamos de los logos. Y os voy a contar cuales son los 3 mejores de la historia y porqué lo pienso. 


Libros recomendados:

Enlaces recomendados:

Música del podcast:

¿Qué es realmente un logo?

Primero de todo, para poder hablar con propiedad y centrarnos, me veo en la obligación de definir bien qué es un logotipo, porque a menudo hay mucha confusión entre palabras como marca, identidad, logotipo, isotipo e imagotipo, que se usan para lo mismo, pero no lo son. Por lo hablar ya de “branding” que esa si que se usa para todo ya.

Bueno, un logotipo es la unidad mínima de una marca. Es decir, es el identificador gráfico más sencillo que representa una marca. Si vamos ampliando, tenemos la Identidad, que es el conjunto de aspectos visuales reglados que forman parte de una marca, es decir: color, proporción, posición, tipografía, etc. Todos ellos son atributos tangibles, es decir, que se pueden ver. Y por último, en una capa superior digamos de todo lo anterior, está la marca, que son los valores emocionales (es decir, intangibles) que se proyectan a través de una identidad corporativa. Yo siempre lo explico con un ejemplo, que salvando las distancias de la analogía, por supuesto, sería: Imagina que conoces a una persona, ¿vale?. Pues su firma, sería el logotipo. Es decir, es la expresión mínima que lo identifica. Por otro lado, su nombre, junto sus rasgos físicos y a su forma de vestir, serían los atributos tangibles que forman parte de su Identidad Visual. Y por último, su personalidad, las emociones que te transmite esa persona, serían su marca. ¿Se entiende ahora?

Por último, si nos vamos ya solo al logotipo, por ponernos más quisquillosos, aún tendríamos que hilar más fino, porque llamamos a todo logotipo, pero no lo es. Hay que diferenciar entre isotipo, logotipo e imagotipo, o también llamado logomarca. El isotipo es únicamente el símbolo, por ejemplo, el cocodrilo de Lacoste. El logotipo es el texto, la palabra, por ejemplo en el caso de Zara únicamente hay logotipo. Y por último, el imagotipo o logomarca es el conjunto de símbolo más texto, cuando lo haya. No siempre lo hay, porque no siempre hay símbolo como hemos dicho. Pues bien, hoy vamos a hablar de logotipos y logomarcas en general. De logos, y así nos entendemos. 

Historia de los logos y su importancia en la sociedad

Por hacer un breve repaso y frikeamos un poco, si nos vamos al origen de todo esto, vemos que ya en la prehistoria ya se usaba el sistema de símbolos. Cada tribu marcaba en las cavernas su símbolo identificativo para marcar territorio.

Después, en Mesopotamia, donde se originó el comercio, había muchos comerciantes que querían marcar sus creaciones porque se sentían orgullosos del trabajo. Por ejemplo, los panaderos marcaban los panes con su pulgar y los ceramistas marcaban sus creaciones para que se identificasen con su tienda. 

Cuando Gutenberg inventó la imprenta en 1440, muchos autores veían la necesidad de tener un elemento identificativo de su obra. Posteriormente, surgió el primer periódico impreso y con ello la publicidad explotó con los primeros anuncios impresos. 

Muchas marcas se disputan el honor de tener el primer logo de la historia, pero el primer logo registrado que se conoce en la historia es el de la marca de cerveza Bass Brewery, que ya venía usando un triángulo rojo en sus botellas y, con la aparición del Organismo de Registro de Marcas Comerciales, en 1876, fueron los primeros en registrarla. Cuenta la leyenda que el trabajador de Bass que lo registró, pasó toda la noche de Año Nuevo haciendo cola para ser el primero. Pero además de por ser el primero, este logo es importante por su revolucionario diseño, ya que en una época en la que los logos eran complejos y ornamentales, Bass se adelantó varias décadas a sy época y se diferenció apostando por un simple triángulo rojo, un símbolo abstracto y minimalista que funcionó. El logo vendía, y no solo eso, sino que se convirtió en un icono de la sociedad de la época apareciendo por ejemplo, en obras de Picasso o Manet.

Historia de los logos I: descubre el origen del primer logo 11

'Un bar en el Folies-Bergère', de Manet, tiene su propia botella de Bass abajo a la izquierda


Novedades de mis proyectos

Antes de entrar en materia con el ranking, quiero ponerte un poco al día de cosas. Últimamente, como  decía, estoy muy a tope formándome en herramientas no-code, que viene a ser “sin código”. Creo que para alguien de perfil creativo como yo, que no soy técnico y no sé programar, estas herramientas son un empoderamiento brutal. Si te pones a investigar y te las ingenias puedes construir casi cualquier cosa.

Estoy haciendo los cursos de Nocodehackers. Hice primero el básico de Airtable, me queda profundizar mucho más en esta herramienta pero, básicamente, es una versión 2.0 de Excel, por compararlo con algo, aunque realmente te permite hacer barbaridades en cuanto a bases de datos de forma muy visual.

Y por otro lado, acabé un curso más profundo de Webflow, una herramienta para hacer webs que me ha dejado flipado. En Estudio Iber últimamente están entrando muchos proyectos de web. No sé si es por inercia o es que últimamente los clientes de verdad con la pandemia sienten más la necesidad de potenciar su parte digital. Con David, el informático, trabajamos siempre con Wordpress, complementándolo con plugins y algo de código, si lo requiere, para algunas funcionalidades muy concretas. Pero bueno, me gusta siempre estar al día y aprender cosas nuevas tanto para mis clientes como para proyectos propios, y lo que me ha sorprendido mucho de Webflow es que el interfaz me recuerda mucho a Photoshop, no sé porqué, pero da esa sensación de estar construyendo sobre un lienzo en blanco, pero una web.

Para ponerlo en práctica, renové esta web, ignacioberges.com, que la había hecho rápido con Wordpress cuando lancé el podcast y, vamos a ser sinceros, era un "truño". Así que, si queréis echarle un ojo, se admiten críticas.

Home del nuevo diseño hecho con Webflow

El siguiente paso va a ser arrancar un nuevo proyecto, que ya dejé caer algo en podcasts anteriores, con el que quiero de verdad ir contando todo el proceso de cómo lo voy construyendo desde cero. Tanto si sale bien como si sale mal, porque aquí puede pasar cualquier cosa. El proyecto seguramente se va a llamar ruralclub.com, bueno compré ya el dominio así que se llamará así. Básicamente, como os dije, quiero construir proyectos que surjan de mis necesidades y de mi estilo de vida. Que sean útiles de verdad para mi, para poder entenderlos bien y que esto puede ser útil también para otra gente.

Con el trabajo en remoto mucha gente está emigrando de las ciudades a áreas rurales y, en un principio, me planteé hacer un directorio con los mejores pueblos para vivir y trabajar en remoto. Una especia de Nomadlist, pero centrado en vida rural. Luego, pensé que está por ver cuando pase la pandemia si esto se mantiene o es una moda pasajera y como quiero crear algo sólido y útil de verdad, creo que en el futuro va a ser algo más híbrido. Habrá gente que vivirá en el pueblo, como siempre la ha habido, pero habrá mucha otra que vivirá en la ciudad y, puesto que el trabajo remoto se lo permitirá, querrá pasar temporadas trabajando desde entornos rurales para estar más conectado con la naturaleza y más relajado. EN base a esto, quiero que esas personas encuentren en Ruralclub un lugar en el que descubrir recursos útiles para trabajar en remoto desde los mejores entornos rurales y una comunidad de personas en su misma situación, con la que poder conectar e intercambiar experiencias. Tengo ya definido el mínimo producto viable con el que voy a arrancar para lanzarlo y ver si realmente tiene sentido o no este proyecto. La idea es esta semana empezar a construirlo, así que, espero poder dedicar el podcast de la semana que viene a contarte cómo lo he hecho.

Si quieres saberlo tendrás que estar atento, que este podcast veníamos a hablar de los 3 mejores logos, para mi, de todos los tiempos.

¿Qué tiene que tener un logo para funcionar?

Ya habíamos dejado claro la base y ya sabemos qué es exactamente un logo. Ahora te preguntarás, claro, pero a mi me pueden gustar más unos logos y a ti otros. ¿Esto no es algo subjetivo? Hombre, pues tiene su parte subjetiva no nos vamos a engañar pero, detrás del proceso de diseño de un logo o una identidad visual, se trabaja con parámetros objetivos, porque el fin de un logo no es tanto que te guste a ti o a mi más o menos, es que funcione. El diseño debe funcionar. No hay más. O funciona, o no funciona, y punto.

Así que, vamos a ver cuáles son, en mi opinión, esas 4 cualidades que determinan si un logo funciona o no:

  1. Identificable:  es decir, debe tener una personalidad única para que identifique y diferencie a esa marca sobre el resto pero, además, debe expresar los valores correctos de la marca y no otros, ¡cuidado! 
  2. Memorable: Es decir, que sea fácil de recordar y se quede en la mente de los clientes fácilmente.
  3. Versátil: para poder funcionar correctamente sobre todos los tipos de soportes sobre los que se vaya a aplicar. Hoy en día, que se combinan tanto aplicaciones digitales como físicas, esto es muy importante. 
  4. Atemporal: porque de nada sirve si sigue una moda muy concreta y al cabo de poco tiempo se ve desactualizado. 

Para que todas las cualidades anteriores se cumplan, para mi, cuanto más simple sea el logo mejor. Ya sabéis que soy muy fan del “menos es más”, así que, si eres capaz de expresar todo lo importante con el menor número de recursos visuales, más fácil será identificarlo, memorizarlo, aplicarlo y que aguante bien el paso del tiempo. 

Top 3 mejores logos de la historia (en mi opinión)

Visto ya esas cualidades vamos con el ranking de los que, para mi, ¡ojo! y digo para mi, son los 3 mejores logos de la historia

En el puesto número 3 está, Coca-cola

Sin duda un logo que reconoce cualquiera por su icónica tipografía y el color rojo tan característico, que por cierto, está patentado en combinación con el blando, para darle aún mayor personalidad. Y precisamente eso es lo que lo hace tan bueno ya que su diseño se mantiene intacto prácticamente desde los inicios, concretamente desde 1905 que se diseñó esta versión. Así que lo de atemporal lo tiene más que demostrado.

Logo de Coca Cola


Fue diseñado por Frank Robinson. Su tipografía, que nos recuerda a las caligrafías infantiles, expresa inocencia, alegría y cercanía, valores muy genuinos de la marca. También con la diferencia de altura de las dos palabras y la ligadura de las dos “Ces” se aporta ese ritmo. Sin duda es identificativo, es memorable y quizás no sea tan versátil, ya que el no tener símbolo hace que en aplicaciones muy pequeñas sea más difícil, aunque para los soportes que ellos utilizan les funciona y además, hoy en día, solo con poner el color rojo ya casi que les sirve para que te apetezca beber una Coca Cola.

En esto la verdad es que son unos hachas, jugando con la publicidad subliminal mediante el color rojo en las butacas de muchos cines. Otra curiosidad es que Papa Noel, tal y como hoy lo conocemos en color rojo, es un invento de Coca Cola. Existía antes, por supuesto, pero no era así.  Es cierto que , toda la publicidad que hemos visto a lo largo de los años ha influido mucho en la percepción que tenemos de la marca pero, desde luego, el logo sustenta todo esto.

El segundo puesto es para Nike

Con su famoso Swoosh, que es como se llama al isotipo. Seguramente el logo más rentable de la historia porque fue diseñado por una estudiante de diseño gráfico llamada Carolyn Davidson a la que el fundador de Nike,  Phil Knight, le daba clases de contabilidad en la Universidad. ¿Sabes cuánto le cobró Carolyn por el logo? $ 36 dólares. Aunque es cierto que en 1983 el fundador de Nike le regaló un anillo de oro y un paquete de acciones como agradecimiento. No sabemos cuántas, pero con la crecida de Nike desde esa fecha hasta hoy, seguro que ya está bien pagado el logo jeje.

Logotipo principal de nike - Brandemia_

  

La principal premisa que le puso Phil Knight fue que expresara movimiento y para ello Carolyn se basó en el ala de la diosa griega que da nombre a la marca, Niké. Además dicen que al principio el fundador de Nike no estaba contento del todo con el resultado, pero la prisa por tener un logo le hizo aceptarlo. Al principio el swoosh iba acompañado del nombre “nike”. Y con el tiempo fueron desprendiéndose de él a medida que la marca se hizo claramente identificable.

Es un gran logo porque es identificable ya que es algo abstracto, con lo cual único, y expresa perfectamente esa idea de movimiento e incluso yo diría agresividad que tiene Nike, si lo comparamos con su principal competidor, Adidas, que quizás expresa algo más clásico. Y su propio logo lo refleja. Además, es memorable, puesto que como decíamos es algo único. Es versátil, ya que es super minimalista y se puede aplicar fácilmente en cualquier formato y aplicación. Y por último, es atemporal. Usa colores planos, formas simples. Además, no sigue modas, ya que lleva vigente desde el año 71 pero es que poco más se puede cambiar o mejorar así que, creo que lo veremos así muchos años. 

Y en el puesto nº 1, y aquí viene la sorpresa, la cruz cristiana

Realmente cualquier símbolo religioso, tienen una gran trascendencia, pero a día de hoy la religión Cristiana sigue siendo la que más seguidores tiene del mundo con lo cual es el logo que más trascendencia tiene. Hemos de reconocer que seas religioso o no, todo el mundo ve una cruz y sabe perfectamente lo que representa, y conseguir eso no es nada fácil, ya quisieran muchas marcas.

Silueta De Persona De Pie Junto A La Cruz Durante La Puesta De Sol


Aunque parece que su origen viene desde la crucifixión de Jesús, no fue así. El primer símbolo del cristianismo fue un pez que representaba la búsqueda de la verdad profunda oculta, como los peces se ocultan bajo las aguas. Durante años, la cruz , debido a la crucifixión de Jesús y de muchas otras personas, despertaba en el mundo un horror intenso. El pez era un símbolo de reconocimiento mutuo entre cristianos cuando esta religión era practicada clandestinamente: al encontrarse, uno de ellos dibujaba una línea curva y, si el otro la dibujaba a la inversa completando el símbolo de un pez, podían estar seguros de que ambos eran cristianos. Al ser un símbolo secreto, si uno de ellos resultaba ser un espía era descubierto enseguida; además, a ojos de extraños no era más que un simple garabato y no delataba la presencia de una comunidad cristiana.

El emperador Constantino legalizó el cristianismo en el año 313 mediante el Edicto de Milán. Y a partir del s. V d.c. se difunde la cruz como símbolo del cristianismo debido a la insistencia de Constantino y a un cambio de mentalidad de la fe cristiana que paso a verla como un símbolo de vida eterna.

Si analizamos el símbolo como tal, no puede ser más simple y minimalista, representar tanto con tan poco. Esto lo hace muy identificativo, pero también muy memorable y muy versátil. La cruz cristiana la vemos aplicada en miles de formatos, desde un colgante, hasta en prendas como en decorados. Funciona perfectamente en cualquier formato. Y el tema de la atemporalidad pues ya para que vamos a nombrarlo, desde el s. V se mantiene tal y como lo conocemos hoy en día. Sin duda, es uno de los símbolos que más trascendencia han tenido en la historia y por ello debe estar en el puesto número uno. 

Conclusiones

Y nada, con esto finalizamos mi ranking. Hay obviamente muchas más marcas que podrían estar ahí, pero me ha parecido interesante repasar estas tres que, en mi opinión, son dignas merecedoras. Aprovecho para meter una cuña publicitaria para decirte que si necesitas un logo o identidad como estas, puedes contactarnos, ya sabes estudioiber.com. No sé si podrá entrar en este top3, pero desde luego empeño te garantizo que le pondremos. 

Y nada, hasta aquí el podcast de hoy. Como siempre, espero que te haya sido entretenido e interesante. Si te ha gustado este episodio y aún no lo has hecho, suscríbete para no perderte los siguientes, y ya si lo compartes, pues mejor que mejor. Ya sabes que en mi web ignacioberges.com tienes las notas ampliadas del capítulo con enlaces y libros interesantes que voy recopilando y mencionando en el capítulo. Además te recuerdo que hay nueva web, puedes cotillear. Y si no quieres estar pendiente, puedes suscribirte ahí a la newsletter, que yo te aviso. 

Esto es todo.
Mil gracias siempre por escucharme.
¡Y nos vemos pronto! 

P.D: Gracias por escucharme/leerme. Puedes conocer mis empresas Estudio Iber y Flip&Flip. Puedes hablar conmigo y ver mi día a día en Instagram o Twitter. De vez en cuando, comparto breves ideas sobre diseño y emprendimiento y algunas estadísticas de mis proyectos. Si quieres que te avise para no perderte ningún episodio puedes suscribirte aquí.